Estas enfermedades virales en gatos son incurables

imagen 4

¿Qué enfermedades existen? ¿Cómo se transmiten? ¿Cómo puedes proteger a tu gato? ¡Aclaramos!

Las enfermedades infecciosas son una de las principales causas de muerte en gatos. Las enfermedades causadas por virus son particularmente insidiosas, ya que a menudo son incurables. Las vacunas tampoco están disponibles para todos los patógenos.

Tomar las medidas preventivas adecuadas puede aumentar la probabilidad de que su gato se mantenga sano. Pero incluso en el caso de una infección viral, el tratamiento oportuno de los síntomas puede garantizar que su gato pueda disfrutar de una larga vida. Por tanto, es importante reconocer los primeros signos de una enfermedad potencialmente incurable.

Tabla de Contenido()

    Síndrome de inmunodeficiencia felina (FIV)

    La enfermedad viral incurable más conocida y más temida es el FIV, que también se conoce coloquialmente como "ayudas para gatos". De hecho, los virus FI también están relacionados con los virus que causan la enfermedad de inmunodeficiencia SIDA en los seres humanos.

    Transmisión

    Las patas de terciopelo enfermas no representan una amenaza para sus dueños, ya que los virus solo afectan a los gatos.

    El virus FI generalmente se transmite a través de heridas por mordedura o durante el apareamiento. Es por eso que la castración es una medida preventiva sensata, porque no solo elimina el apareamiento, sino que también puede reducir el riesgo de guerras territoriales.

    Si solo mantiene a su gato en el apartamento, puede reducir significativamente el riesgo de infección. Por supuesto, su tigre doméstico puede haber sido infectado antes de que usted se mudara

    Síntomas

    El VIF puede provocar fiebre en los gatos inmediatamente después de su transmisión, pero la enfermedad suele permanecer normal durante mucho tiempo. Solo después de unos años aparecen síntomas inespecíficos como secreción nasal, diarrea y úlceras, que se remontan a infecciones secundarias.

    El FIV solo se puede diagnosticar de manera confiable mediante un análisis de sangre.

    Tratamiento

    El tratamiento también se centra en estas enfermedades secundarias, ya que actualmente no existe un remedio eficaz contra los virus en sí. Aun así, los gatos bien cuidados pueden vivir con FIV durante muchos años sin sufrir.

    Virus de la leucemia felina (FeLV)

    Transmisión

    En esta enfermedad viral, los patógenos se transmiten principalmente a través de la saliva y las secreciones nasales cuando entran en contacto con gatos enfermos, pero también en el útero y a través de la leche. Es por eso que los gatos que son puramente de interior también pueden contraerlo.

    Síntomas

    El virus de la leucemia felina también se nota particularmente a través de las enfermedades secundarias. Los gatos afectados suelen tener un pelaje notablemente peludo y heridas que cicatrizan mal. En el curso posterior, pueden ocurrir linfomas malignos, daño a la médula ósea y enfermedades sanguíneas y metabólicas.

    Tratamiento

    Si las enfermedades causadas por el virus se tratan a tiempo, los gatos con FeLV también pueden vivir hasta una edad avanzada.

    Virus de la peritonía infecciosa felina (FIP)

    Transmisión

    El virus se excreta en los gatos infectados por la saliva y las heces. Los gatos sanos pueden infectarse al inhalar o tragar el virus.

    Por lo tanto, el contacto con gatos infectados es peligroso, al igual que el contacto con objetos contaminados como comederos, juguetes y cestas de transporte.

    Síntomas

    La peritonitis infecciosa, desencadenada por coronavirus mutados, generalmente también se expresa inicialmente como secreción nasal leve o diarrea. Sin embargo, solo hay unas pocas semanas y meses entre la infección y el brote de la enfermedad viral. Se puede hacer una distinción entre una forma húmeda y una seca.

    En particular, la forma húmeda, que se caracteriza por fuertes acumulaciones de líquido dentro del cuerpo del gato, es fácil de diagnosticar. En la forma seca, por otro lado, dominan los cambios nodulares.

    Si bien algunos animales simplemente excretan virus sin enfermarse ellos mismos, si aparecen síntomas clínicos, la muerte suele ocurrir en unas pocas semanas o meses.

    Tratamiento

    Hasta ahora no existen opciones de tratamiento eficaces. Los animales enfermos solo pueden recibir alivio. Dado que la PIF se presenta principalmente en animales jóvenes, es aconsejable, como medida preventiva, alojar a las hembras preñadas por separado poco antes de la camada.

    Si un gato ya ha muerto de FIP en un hogar, todas las áreas con las que el nuevo gato puede entrar en contacto deben limpiarse a fondo antes de que se mude un nuevo gato, para que no solo se sienta cómodo en su nuevo hogar, sino también saludable.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies