Cómo bañar a tu gato sin que se enfade

banar a un gato

Si tu gato tiene problemas de pulgas, ¡definitivamente es hora de bañarlo! Pero si eres un principiante o no sabes lo que estás haciendo, corres el riesgo de cometer algunos errores imperdonables. Descubra cómo se puede bañar a los gatos sin traumatizarlos.

¿Por qué bañar al gato?

Las pulgas pueden irritar la piel de tu gato y hacer que se lama en exceso, lo que, a su vez, lo hace más susceptible a las infecciones. Los parásitos también pueden causar reacciones alérgicas, anemia y transmitir tenias (si el gato ingiere una pulga infectada mientras se acicala). Puede intentar evitar las infestaciones mediante el uso regular de uno de los tratamientos antipulgas para gatos que tiene a su disposición, incluidos spot-ons (productos en gotas), collares antipulgas para gatos, aerosoles y tabletas.

Pero si su pequeño amigo ya ha sido atacado por parásitos, entonces uno de los primeros remedios contra las pulgas de los gatos podría ser usar un champú antipulgas y bañar al gato para deshacerse de estos molestos bichos.

Entrar en batería

Saber bañar a tu gato es fundamental. Para evitar que el baño se convierta en un campo de batalla, no puedes dejar nada al azar. Sería muy buena idea agarrar al gato y cortarle las uñas, así correremos menos riesgo de sufrir fuertes rayaduras en nuestros brazos. También es útil peinar su abrigo antes de mojarse. Si está utilizando una bañera, recuerde revestir el fondo con una superficie antideslizante para evitar resbalones, lo que resultaría en estrés o riesgo de lesiones. 

Tenga muchas toallas a mano y, si puede, contrate a un "asistente" que pueda ayudarlo con la tarea. Mantenga la calma y no grite. Si ves que la situación se agrava o que tu gato parece demasiado estresado, no continúes.

Hora del baño: cómo lavar a un gato

Llene la tina con unos 10 cm de agua caliente. Con tus manos y mucha delicadeza, empieza a bañar al gato alrededor del cuello, pero haz todo lo posible para no mojarle la cabeza (¡sería la mejor manera de traumatizarlo y hacer que se enoje!) Recuerda que las pulgas comenzarán a huir en masa hacia las áreas secas del gato si no las detienes primero. 

Ahora introduce al gato en la bañera hablando en voz baja y tranquilizándolo. En lugar de colocarlo bajo el chorro directo de agua, continúa mojándolo poco a poco con las manos. Cuando todo esté húmedo, enjabónalo con champú hasta que forme una espuma ligera: masajea siempre en la dirección del pelo (como si lo estuvieras acariciando) y es muy importante asegurarse de llegar a las partes menos accesibles de la mascota (como la zona genital o el abdomen).

El secado

Proceda rápidamente, pero sin inquietarse; para su gato, cuanto más corto sea el baño, mejor. Después de haberlo enjabonado adecuadamente, enjuague bien y envuélvalo inmediatamente en una toalla suave y absorbente. Luego continúa secándolo con otra toalla. 

No ceda a la tentación de usar un secador de pelo, ya que generará demasiado calor y hará demasiado ruido. Recuerda que en este momento a tu gato ya le resultará bastante difícil perdonarte por ponerlo en el agua, ¿no quieres empeorar la situación convirtiéndolo en una bola de pelo mullida y demodé?

Estrategia a largo plazo

Lavar un gato no es agradable para nadie, pero por nuestra mascota no podemos quedarnos sin hacer nada. Por esta razón, sería muy bueno para cuidar a nuestro gato buscar un buen tratamiento contra pulgas y garrapatas, de no tratarlo, es casi seguro que el gato terminara teniendo pulgas en algún momento, así nuestro gato estará seguro durante todo el año y podrá tener una vida más tranquila él y toda la familia.

Recuerda que, para evitar la furia de un gato enjabonado, basta con protegerlo regularmente con productos pesticidas específicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies