Bañar al gato sin morir en el intento

Muchos felinos pasan su existencia sin la necesidad de una ducha, sin embargo, su ritmo o estilo de vida hace que sea apropiado bañarlo de vez en cuando. ¿Los gatos y el baño son enemigos? No, si se sabe aplicar los métodos correctos.

Cómo bañar a un gato?: te revelamos la verdad sobre este mito

Realmente es preciso bañarlos
No, no hay ninguna norma de higiene que obligue a ello y se consideran mascotas muy higiénicas. No obstante algunos gatos requieren una remojada cada cierto tiempo ya que son como peregrinos o viajeros por el vecindario.

A veces por las actividades dentro del mismo recinto, jugar en el patio con lodo, que accidentalmente se vierte algún líquido sobre él, en fin hay casos donde el baño es completamente necesario.

Se puede convertir de algo molesto en un método de distracción y diversión para los gatos, siempre y cuando se tomen todas las medidas necesarias para hacer del baño algo lleno de paz para este tipo de mascota.

 

Como bañar un gato
En muchas oportunidades se ve una reacción de molestia cada vez que se moja un felino, esto se debe a la falta de tacto, por ende en muchos casos, hay que ser muy cuidadoso al momento de realizar esta acción.

El trato, el manejo, las circunstancias y el buen manejo de los factores externos, son vitales para que el baño sea una actividad divertida, cómoda e higiénica. De no serlo generará repudio y rechazo por parte del gato.

Recomendaciones
La más recomendada es llevarlo a una estética de confianza donde sea atendido por profesionales, estos tienen todas las herramientas y conocimientos para lograr ese objetivo sin dañar la relación del felino con sus dueños.

Consejos para una higiene adecuada de gatos – Prensa Libre

Pero si se quiere realizar en la comodidad del hogar son pocos pero significativos los pasos a seguir:

  • Usar una bañera o recipiente cómodo: El evitar que se sienta comprimido o limitado en sus movimientos genera estrés y posiblemente se coloque agresivo.
  • Evitar resbalones: Se debe colocar al fondo de la bañera una funda o tapete, de esta manera se evita que se resbale con sus garras y esto genere algún golpe no deseado.
  • La temperatura del agua: El agua fría tiende a ser rechazada por casi todo animal al momento de bañarle, se recomienda agua a una temperatura cálida (30° aproximadamente).
  • No mojarle súbitamente: lo que se recomienda es ir humedeciendo de manera ascendente, primero sus patas, de allí ir subiendo al lomo y luego la cabeza.
  • Evitar agua en ojos y orejas: No se recomienda que el agua llegue a sus ojos o dentro de sus orejas, aparte de molestias, puede llegar a generar infecciones.
  • Uso de productos adecuados: Champú específico para gatos es lo ideal ya que el PH de los gatos es diferente al humano.
  • El baño es tan importante como el cuidado de la higiene bucal, el limado de uñas y la buena alimentación. Cada cosa que se realice debe ser supervisada o aconsejada por un profesional. De esta forma brindar una buena calidad de existencia al compañero de vida que merece lo mejor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies y tecnologías similares para conocer el uso que hace de nuestro sitio web y para crear experiencias más valiosas para usted. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies